sábado, 2 de enero de 2010

Uno de enero

Andaba yo el uno de enero un poco pachucha y sin demasiadas ganas de nada. La penita negra se escapaba en forma de lágrimas por mis ojos sin que yo acertara en una manera eficaz de combatirla.
Pero hete aquí que una llamada desde un número con un "puñao" de números vino en mi socorro. Yaydik. La buena de Yay. Mi clona del otro lado del Atlántico me llamaba para desearme feliz año. Mi llanto arreció de la purita emoción y la pobre Yay, supongo que sorprendida por todo el moco, hipidos y palabras entrecortadas de agradecimiento que salían del teléfono, me dijo: ¡a que no empezamos hoy las dos el SAL que todavía tenemos parado a pesar de que las niñas ya van por la tarea ocho! ¡En una hora nos ponemos! ¡Ánimo!
Fue lo mejor que pudo decir: me soné los mocos, me aclaré la vista y empecé por la tira más fácil del diseño.
Aquí está. He disfrutado bordando con hilo de seda ¡es fantástico su tacto, su brillo, la suavidad con la que se desliza por la tela! Y estoy contenta con el resultado, manifiestamente mejorable pero con una particularidad que formará parte de la historia de este bordado: lo empecé porque mi amiga Yay me empujó y, bordándolo, la penita negra casi abandonó mi alma.
No es poco.



2 comentarios:

Yay dijo...

Yupiiiiiiiiiiiiiiiii!!!!!!!!!!!! Que bueno mi clona, que maravilla que ya arrancaste yo tambien adelanté alguito,ya pondré mis fotos para que comparemos hilos... La meta es estar cerca para el día 18 que arrancamos otra vez... Que más decirte que te quiero y mucho, sabes, no me importa si parece de locos,pero es así... un beso gigante!

Mayté dijo...

Bendiciones para yaydik!! Mi querida pepa, que bonito está el bordado, no te imaginas la emoción que he sentido al verlo, cada flor, cada puntada, guarda, desde ya, un recuerdo imperecedero de esa llamada que trajo alegría e ilusión a tu vida.

Tu eres todo corazón y por ello comprendo que estas fechas hayan sido tan difíciles para ti, pero ya se fueron, y no olvides, que allende los mares hay personas que te quieren y piensan en ti,; a quienes tú les alegras la vida y las ayudas a seguir adelante con tus palabras de aliento, de cariño y sabios consejos.

Te quiero :)

Publicar un comentario

Esta salita tiene reservado el derecho de admisión. Los comentarios se publicarán después de que las ancianas anfitrionas los aprueben. Pero no te cortes: deja tu comentario y lo verás publicado en un plis... si es, como exigen las más elementales normas de convivencia y la provecta edad de las convidantes, correcto en la forma y en el fondo.
Gracias.

 

Designed by Simply Fabulous Blogger Templates